diumenge, d’octubre 04, 2015

Competencias para el S. XXI y competencias STEM en #ScolarTIC (y 2)

Vocaciones STEM

http://scolartic.com/web//debate-vocaciones-stem



En la segunda propuesta de la semana Pablo Gonzalo Gómez (@PabGonzalo), jefe de proyectos en el departamento de educación de Fundación Telefónica, y Juan Medina (@juanmemol), profesor de matemática aplicada y estadística en la Universidad Politécnica de Cartagena, moderados por José de la Peña (@sandopen), hablan de las vocaciones STEM.

Pablo González empieza comentando el trabajo que se está realizando en Fundación Telefónica, para localizar, analizar y catalogar buenas prácticas educativas relacionadas con las materias STEM

Una de la consecuencias de la crisis económica que estamos viviendo es la destrucción de empleo, por lo que una de las prioridades en toda Europa es la creación de puestos de trabajo, especialmente entre los jóvenes. Y de cara al futuro, el sector dónde se va crear más empleo es el relacionado con disciplinas STEM.

Des de la Fundación Telefónica se han puesto en marcha una serie de programas para identificar que iniciativas están siendo eficaces para cerrar la brecha entre los jóvenes desempleados y la demanda basada en competencias STEM. El trabajo desarrollado se basa en tres puntos:
  • Explorar: para ver que se está haciendo
  • Inspirar: Comunicar y difundir todas aquellas buenas prácticas que se están haciendo en este ámbito
  • Transformar: Poner en marcha, en colaboración con las administraciones, iniciativas de éxito que se están llevando a cabo en otros países.
Las iniciativas que se han llevado a cabo hasta el momento son:
  • Apps for Good: Una inicitiva orientada a la programación, basada en el aprendizaje basado en proyectos
  • jump math: una metodología para el aprendizaje de las matemáticas con resultados espectaculares
  • LocosXCiencia: una iniciativa de divulgación de la ciencia basada en el humor
Con estas iniciativas lo que se ha buscado es la innovación, entendida como algo nuevo que se puede implantar con éxito; escalable, para que puedan llegar a un gran número de alumnos; y sostenible económicamente.

Desde Fundación Telefónica se han analizado 163 iniciativas de diferentes tipologías. De este análisis se puede obtener una serie de conclusiones, que inciden en él éxito de estas experiencias:
  • La implicación de múltiples actores. Cuando más actores están implicados en una iniciativa, mejor funciona
  • Modelos flexibles, que se pueden aplicar dentro del currículo, pero también de forma extraescolar.
  • La figura del mentor, tanto para profesores como para estudiantes. La mayoría de iniciativas son sostenibles por qué emplean voluntarios como mentores.
  • Contenidos cercanos a la realidad y basados en proyectos.
  • Mucho pragmatismo respecto a la tecnología. Aunque no haya tecnología se pueden hacer un montón de iniciativas realmente útiles.
A continuación Juan Medina reflexiona en torno a una pregunta que los profesores de ciencias oyen a menudo: ¿Esto sirve para algo? Podemos dar respuestas al alumno sobre cosas que conoce, maneja y que le resultan muy atractivas. Ejemplos:
  • Divisibilidad y números primos. Es la base de la criptografía que se utiliza para que las comunicaciones y pagos por Internet sean seguros
  • Planos cartesianos: En un videojuego, cada elemento ocupa una posición en cada instante
Hay muchos estudiantes de secundaria que programan videojuegos por su cuenta

amattox mattox Licencia: CC BY-NC
Es el momento de dar a estos jóvenes una parte de esta formación en el aula, ya que están plenamente capacitados para aprenderlo. El alumno necesita una formación rigurosa en las materias STEM.

Hoy en día los alumnos tienen un montón de material para aprender los contenidos por su cuenta, por ejemplo:
En muchos centros educativos de secundaria ya se pueden encontrar experiencias educativas de este tipo, en las que se utilizan Arduino, Scratch, Python, programación C y incluso existen proyectos universitarios en los que los estudiantes tienen que aplicar todo lo que han aprendido, no sólo en utilizan los conocimientos adquiridos en las materias técnicas, sino también lo aprendido en otras materias STEM. El objetivo debe ser sumar a muchos profesores más a esta forma de trabajar.

Finalmente se inició el debate moderado por José de la Peña:
  • "Engancharse" con una materia hace que se despierte la vocación respecto a esa materia y ese el motor para establecer un objetivo vital, relacionado con esa vocación. Entender la materia es la clave para que exista ese enganche y eso hace que se vuelva divertida por si sola.
  • A esto puede contribuir el hecho de presentar los contenidos de una forma divertida, ya que se despierta un mayor interés entre el alumnado, o el planteamiento de retos estimulantes que les motiven, ya que la consecución de dichos retos genera un ciclo positivo que les engancha.
Hacer exámenes hace que los alumnos repitan con otros números algo que ya han hecho.
No los estamos capacitando para hacer nuevas cosas. 

Svein Halvor Halvorsen Licencia: CC BY-NC-SA
  • Mediante los exámenes no vemos realmente si los estudiantes han aprendido lo que se ha explicado. El alumno se tiene que preguntar que está haciendo y el porqué de cada cosa y no solo repetir ejercicios.
  • La principal barrera que hay para que más alumnos se dediquen a estudios relacionados con el STEM son las matemáticas. Son una materia difícil de enseñar y muy acumulativa, de manera que si te desenganchas de las matemáticas por un mal profesor o por cualquier otro motivo, después es muy difícil volver a ellas
  • Las matemáticas no se han considerado un lenguaje para leer el mundo, a diferencia de los idiomas, cuándo en realidad si que lo son. Conocer las matemáticas nos permite entender el mundo y debería ser considerado como un lenguaje.
  • Hay que hacer más hincapié en los conceptos. Los alumnos están acostumbrados a hacer cálculos, pero no entienden lo que están haciendo. No se deberían hacer ejercicios hasta que los alumnos no tuvieran asumidos los conceptos que hay detrás de esos cálculos.
  • Las preguntas de las pruebas de PISA están conectadas con la realidad, con la cultura y la experiencia de los alumnos. La dificultad de estos problemas es que hay que pensar, no basta con repetir mecanismos y los estudiantes no están entrenados para ello.
 Pensar es fundamental y falla muchísimo en las materias STEM
  •  Uno de los hándicaps de las materias STEM es el gran desconocimiento que existen sobre ellas, tanto por su baja presencia en los medios de comunicación, como por el desconocimiento de las tareas y las habilidades que se demandan a los profesionales que se dedican a ellas.
  • No faltan vocaciones STEM, pero a menudo los estudiantes no encuentran en la escuela aquello que les motiva y se convierten en autodidactas buscando fuera de los centros educativos aquello que la escuela no les ofrece.
phsymyst Licencia: CC BY

Finalmente, en el blog de #ScolarTIC también se ha hablado de la escuela del siglo XXI, con la entrada "Competencias para el siglo XXIde César Guadalupe.
El autor, ahonda en como las necesidades educativas de distintos periodos históricos y la evolución del pensamiento han influido en los sistemas educativos de la gran mayoría de países y como explican la realidad actual de la educación formal en estos países.
"Los sistemas educativos surgieron en un determinado contexto signado por el industrialismo y la consolidación de estados centralizados en un mundo que apostaba por el racionalismo como camino hacia la emancipación humana"